GRANDES EQUIPOS

General

JUVENTUS (1982-1987)

Escrito por grandes-equipos 18-03-2011 en General. Comentarios (4)
LA 'JUVE' DE MICHEL PLATINI (1982-1987)


Marcó una época en el fútbol francés, italiano, europeo y mundial. Michel Platini unió su nombre al de la Juventus de Turín, el equipo más laureado de Italia, tras cinco temporadas a las que dedicamos el capítulo de hoy de "grandes equipos".


Seis de los once jugadores de la Italia campeona del mundo en 1982 formaban parte de la Juventus. A ellos se unirían en el verano de 1982 Platini y Boniek.

El mítico portero Dino Zoff, los defensas Antonio Cabrini, Claudio Gentile y Gaetano Scirea, el centrocampista Marco Tardelli, y el delantero Paolo Rossi. Seis de los once jugadores presentes en el once títular de Italia en la final del Mundial de España 82 jugaban en la Juventus de Turín. Aparte del campeonato mundial de fútbol, estos grandes jugadores italianos venían de conquistar el 20º Scudetto de la Juve, sin discusión, el equipo más laureado de Italia. En cambio, aún se le resistía la Copa de Europa, que ya tenían en sus vitrinas, y por partida doble, sus grandes rivales domésticos, Inter y Milan. Lo mejor de la Vecchia Signora en la máxima competición continental era un subcampeonato que databa ya de 1973, ante el gran Ajax.

Con la vista puesta en el máximo cetro europeo, la Juventus logró hacerse en aquel verano de 1982 con los servicios del polaco Zbigniew Boniek, procedente del Widzew Lodz y semifinalista con Polonia en el Mundial, y sobre todo, con el fichaje del francés Michel Platini, mediapunta del Saint-Étienne y de la selección francesa, también semifinalista del torneo disputado en España. A un bloque superlativo ya de por sí se unían, por tanto, dos de los mejores jugadores del continente y del mundo.


TEMPORADA 1982/1983


Plantilla de la Juventus en la temporada 1982/1983. Fue el primer año de Platini en la Juve. Sería el último de Zoff y de Bettega.

El primer año de Michel Platini en el equipo turinés acabará con sabor agridulce. En el terreno individual, su rendimiento es inmejorable, y logra, pese a no ser delantero puro, sino mediapunta, ser el máximo goleador de la Serie A con 18 goles. Además, dos goles suyos (uno de ellos decisivo en la prórroga), sería claves para el único título de toda la temporada: la Copa de Italia. La Juve venía de perder 2-0 en Verona, y en la vuelta, en Turín, sólo ganaba 1-0 a falta de diez minutos. Platini marcó en el minuto 81 y luego colocó el decisivo 3-0 en el 119'.

La Copa sería el único título de la Juventus. En la Serie A acaba subcampeón, a cuatro puntos de la AS Roma de Tancredi, Conti y el brasileño Falcao.


Antonio Cabrini trata de marcharse de un rival en la final de la Copa de Europa, disputada en Atenas ante el Hamburgo.

El trago más amargo fue, sin duda, la derrota ante el Hamburgo en la final de la Copa de Europa. En octavos dejó atrás al Standard de Lieja, en cuartos, al campeón en título, el Aston Villa, y en semifinales, al Widzew Lodz. Sin embargo, como sucedió 10 años antes, la Juve no fue capaz de alcanzar el máximo título continental, a pesar de llegar a ella con cierta vitola de favorito. Un tiro desde fuera del área de Felix Magath a los pocos minutos de partido pilló desprevenido y mal colocado a Dino Zoff, y ese sería a la postre el resultado final.

http://www.youtube.com/watch?v=bNcy4gb_gvk


TEMPORADA 1983/1984


Un once juventino de la 83/84. Platini es el tercero de la fila de arriba.

Dos nombres míticos juventinos como Zoff y Bettega dejaban el club el verano de 1983. Zoff para retirarse, y el delantero Bettega para ir a una aventura fin de carrera al Toronto Blizzard canadiense. Del Avellino llegaba Stefano Tacconi para suplir la baja de Zoff en la portería. Nicola Caricola llegaría para reforzar la zaga, procedente del Bari. En la delantera se ficha al ex-Verona Domenico Penzo.

Michel Platini vuelve a proclamarse máximo goleador de la liga italiana, aumentando su registro a las 20 dianas. Mucho más importante es que el cuadro blanquinegro logra su 21º Scudetto. Lo hace, además, a falta de dos jornadas para el final, frente al Inter, en San Siro, imponiéndose 1-2 con goles de Cabrini y Platini. En Copa, sin embargo, cae sorprendentemente ante el AS Bari, de la Serie B, en octavos.

En la Recopa, la primera ronda fue superada sin mayores problemas ante el Lechia Gdansk polaco; en octavos tuvo lugar una difícil eliminatoria ante el Paris Saint-Germain, en la que los italianos tuvieron que hacer valer el valor doble de los goles en campo contrario para poder pasar (2-2 en Paris y empate a 0 en Turín). En cuartos superó por la mínima en ambos partidos al sorprendente Haka finlandés. En semifinales esperaba el Manchester United. El 1-1 en Old Trafford daba una ligera ventaja al conjunto italiano que no desaprovechó en la vuelta: 2-1, lo que permitía abrir las puertas de una nueva final europea.


El polaco Boniek, otro de los puntales de la Juventus de la época.

Y esta vez no se falló. El 16 de mayo de 1984, ante unos 60.000 espectadores en el St. Jakob Park de Basilea, la Juventus se proclamaba campeona de la Recopa gracias a su victoria por 2-1 ante el Oporto. Corría el minuto 12 cuando Beniamino Vignola, de un tiro cruzado, batía al meta portugués Zé Beto. En el 29, Antonio Sousa batía a Tacconi de otro tiro desde fuera del área colocando la igualada. En el 40, Vignola roba un balón en la medular y lo pasa magistralmente a Boniek, quien en pugna con el central del Oporto logra tocar para batir por raso a Zé Beto. Era el 2-1, resultado que se mantendría en la segunda mitad, significando el título de la Recopa para la Juventus.


Los jugadores de la Juventus celebran la Recopa lograda ante el Oporto.

Formaron por la Juve en aquel partido: Tacconi; Brio, Cabrini, Gentile, Scirea; Bonini, Platini, Tardelli, Vignola; Boniek y Rossi. En el minuto 89, Caricola sustituyó a Vignola.

http://www.youtube.com/watch?v=aGKl-xMpzjg


TEMPORADA 1984/1985


Michel Platini, tres veces consecutivas Balón de Oro.

Claudio Gentile, tras 11 temporadas en la Juventus, se marchaba a la Fiorentina. Llegaba en su lugar, procedente del Avellino, Luciano Favero. Del mismo equipo llegó ese verano de 1984 Bruno Limido. El zaguero Pioli (Parma) y el delantero Briaschi (Genoa), completaban el cuadro de fichajes turinés. El objetivo, tras volver a ganar el Scudetto y acceder a la Copa de Europa, no era otro que el de conseguir, por fin, ese título que tanto se resistía.

Quizá la Juve se centró en exceso en el logro de ese objetivo. Tal vez por ello su rendimiento rayó muy por debajo de lo habitual en la Serie A, quedando en 6º lugar a 7 puntos del sorprendente campeón, el Hellas Verona. En Copa el papel también es discreto, cayendo en cuartos ante el AC Milan.

La trayectoria en Copa de Europa llevaría de nuevo a la Juventus a la final. En 1ª ronda apenas sufre para eliminar al Ilves Tampere finlandés, tras sentenciar con un 0-4 en la ida. En octavos, frente al Grashopper suizo, 2-0 en Turín y victoria por 2-4 en Zürich. En cuartos tocaría el campeón checoslovaco, el Sparta Praga. La eliminatoria se encarrila con un 3-0 en Turín, haciendo inútil la victoria checa por 1-0 en la vuelta. Es en semifinales cuando más sufren los italianos. Ante el Girondins de Burdeos, tras un 3-0 en casa todo hace pensar en un fácil camino a la final. Nada más lejos de la realidad. El equipo francés gana 2-0 en la vuelta, haciendo sufrir de lo lindo a la Juve. Pero dos años después, la Vecchia Signora podrá asaltar el trono del fútbol continental.

La tragedia de Heysel
Se espera que a la tercera vaya la vencida, ante el tetracampeón, el Liverpool inglés, pero lo que sucedió aquel 29 de mayo de 1985 en Heysel antes del partido dejó en un segundo plano todo lo deportivo. Punto y aparte merece este hecho, conocido como "la tragedia de Heysel". Una carga de hooligans ingleses contra aficionados de la Juventus acaba con una avalancha humana que se salda con 39 muertos. El partido, de todos modos, se disputa, y se decanta del lado juventino merced a un gol de penalty inexistente transformado por Platini. Nada importaba, realmente, ni la polémica, ni el ansiado título continental de la Juventus. 39 personas se habían dejado la vida en las gradas cuando habían ido a ver una final, a disfrutar con su equipo. Los equipos ingleses serían descalificados seis años de todas las competiciones continentales.

http://www.youtube.com/watch?v=rsadpNQQLIs&feature=related


Momento en que Platini transforma el penalty decisivo de la trágica final de Heysel.

Formaron por la Juventus ante el Liverpool: Tacconi; Brio, Cabrini, Favero, Scirea; Bonini, Tardelli, Platini, Boniek; Briaschi y Rossi. En el minuto 84 Prandelli sustituyó a Briaschi. En el 89, Vignola a Rossi.


Once de la Juventus en la temporada 84/85.


TEMPORADA 1985/1986


La plantilla de la renovación: en la 85/86 llegaron a la Juve Laudrup y Serena.

El verano de 1985 iba a suponer una verdadera revolución en la plantilla bianconera, dejaban el equipo ilustres como Tardelli (Inter), Vignola (Verona), Boniek (Roma) y Rossi (Milan), y entraban Massimo Mauro (Udinese), Lionello Manfredonia (Lazio), Marco Pacione (Atalanta), y, sobre todo, dos hombres que entrarían a formar parte de la mejor historia del club: el danés Michael Laudrup (Lazio) y el delantero Aldo Serena (Torino).

El rejuvenecimiento del equipo era palpable y se notó en la Serie A. La Juventus conquistó su 22º Scudetto con un Platini menos goleador pero igual de importante, y un soberbio Michael Laudrup a su lado. Hubo que esperar a la última jornada para vencer en la pugna ante la AS Roma, que se dejó sus posibilidades al caer derrotada en Como. Por si acaso, la Juventus ganaba 2-3 al Lecce, con goles de Mauro, Cabrini y Serena. En Copa se cayó de nuevo en cuartos, esta vez ante el Como.


Michael Laudrup desputó en la Juventus antes de recalar en el Barcelona.

http://www.youtube.com/watch?v=TU8_Z1YZngc

El dominio en Italia no se tradujo en una buena campaña europea. No obstante, mención especial merece el triunfo de la Juventus en la Copa Intercontinental ante Argentinos Juniors, lo que daba al conjunto italiano, por vez primera, el honor de ser 'campeón del mundo' a nivel de clubs. Se sufrió de lo lindo, pues hubo que llegar a la tanda de penalties para conseguirlo. Pero como se decía antes, la Juve falló en su reválida europea. Pasó sin problemas la 1ª ronda ante el Jeunesse d'Esch luxemburgués. En octavos, esperaba el sorprendente campeón del Scudetto 84/85, el Hellas Verona. Tras el 0-0 en Verona, la Juve pasó gracias a un 2-0 en la vuelta. Fue en cuartos donde cayó la Juventus, ante el FC Barcelona. El 1-0 del Camp Nou fue seguido de un 1-1 en la vuelta, en Turín. Archibald puso el 0-1, haciendo estéril el empate logrado después por Platini. Aquel Barça llegaría a la final, la final de los penalties ante el Steaua de Bucarest.

http://www.youtube.com/watch?v=fdeQWhrum9I


Aldo Serena llegó en 1985 a la Juve procedente del eterno rival, el Torino.


En la Juve desde la 76/77, Giovanni Trapattoni completó una década histórica para el club turinés.


TEMPORADA 1986/1987


Plantilla de la Juventus en la 86/87, último año de Platini en el equipo... y en el fútbol.

La mayor novedad del verano de 1986 fue la marcha del entrenador, Giovanni Trapattoni. Llevaba desde la 76/77 en el banquillo turinés. Le sustituyó Rino Marchesi, procedente del Como. En el apartado de incorporaciones, destacaba el regreso de Beniamino Vignola, tras un año en el Hellas Verona.

En la Serie A domina el Nápoles de Maradona. La Juventus logra finalmente el subcampeonato. En la Copa de Italia vuelve a caer en cuartos ante el Cagliari.

En la Copa de Europa el sorteo depara un rival fácil para la 1ª ronda, el Valur islandés, sin sorpresas. En octavos de final espera el Real Madrid. En la ida se cae por 1-0 en el Bernabéu. En la vuelta idéntico resultado, esta vez para la Juventus. En la tanda de penalties el portero del Madrid, Buyo, se erige en el héroe de la noche, lo que deja a la Juventus eliminada, de nuevo, lejos de la final y, otra vez, ante el campeón español.

http://www.youtube.com/watch?v=6FumtrPGsYY&feature=fvst


Vaya dos, Maradona y Platini en un Nápoles-Juventus.

A final de temporada, Michel Platini decide colgar las botas con 32 años. En cinco temporadas con la Juventus ha jugado 147 partidos de la Serie A, logrando 70 goles. Platini, que nació el 21 de junio de 1955 en Joeuf, un pueblo de la Lorena francesa, debutó en primera con el Nancy, donde jugó siete temporadas antes de recalar, en 1979, en el Saint-Étienne, por entonces uno de los grandes equipos del fútbol francés. Aquí nos hemos centrado en su trayectoria en la Juventus, donde logró sus máximos triunfos y marcó una época en el fútbol europeo y mundial. Fue 72 veces internacional con Francia, marcando 41 goles. Guió a su selección al título europeo de 1984, donde fue el máximo goleador con 9 tantos, récord en una fase final de Eurocopa que aun hoy sigue sin superarse, con la añadidura de que entonces habían muchos menos partidos (eran 8 equipos en lugar de 16) en un torneo de este tipo.



Su palmarés es realmente espectacular:
- A nivel de club, 1 Liga francesa (80/81, Saint-Étienne), 1 Copa francesa (77/78, Nancy), 2 Scudetto (83/84, 85/86), 1 Copa italiana (82/83), 1 Copa de Europa (84/85), 1 Recopa (83/84), 1 Supercopa de Europa (83/84), 1 Copa Intercontinental (84/85).
- A nivel de selección: 1 Eurocopa (1984). Semifinalista del Mundial en 1982 y 1986.
- Títulos individuales: 3 Balón de Oro (1983, 1984, 1985), 3 Onze de Oro (1983, 1984, 1985), 3 veces máximo goleador de la Serie A (82/83, 83/84, 84/85), 1 vez máximo goleador de la Copa de Europa (84/85), 1 vez máximo goleador de la Eurocopa (1984).

http://www.youtube.com/watch?v=3Q7NQzVO7HM&feature=related

http://www.youtube.com/watch?v=SdqMrgRi9dA&feature=related





REPASO: JUVENTUS (1982-1987)
- 2 Scudetto (83/84, 85/86)
- 1 Copa de Italia (82/83)
- 1 Copa de Europa (84/85)
- 1 Recopa (83/84)
- 1 Supercopa de Europa (83/84)
- 1 Copa Intercontinental (84/85)


ESPAÑA (2010)

Escrito por grandes-equipos 09-03-2011 en General. Comentarios (0)


La selección española coge la Copa del Mundo de la FIFA de manos de su capitán, Casillas, ante la mirada del Presidente de la FIFA, Joseph Blatter.


CAPÍTULO 2º.- CAMPEONATO MUNDIAL DE LA FIFA SUDÁFRICA 2010

En este segundo capítulo dedicado a la Selección Española se repasa lo acontecido en el Mundial de Sudáfrica de 2010.


Previo


Por vez primera en la historia, un país africano iba a organizar la fase final del Mundial de fútbol. El justo honor recayó en Sudáfrica. Las sensaciones para España no podían ser mejores, un equipo que casi calcaba el de la Euro' 2008 en cuanto a nombres, y al que el cambio de seleccionador (Aragonés por Vicente del Bosque) no había afectado al estilo de juego. Y esta vez, se había logrado vencer con autoridad a Francia en Saint-Denis pocos meses antes de la fase final, y los dubitativos partidos en Austria (país fetiche) ante Arabia y Corea, no mermaron las buenas vibraciones con el colofón del 6-0 a Polonia, disputado en Murcia, antes de partir hacia Sudáfrica.


Otras selecciones llegaban a Sudáfrica entre el pelotón de favoritos: la Inglaterra de Capello; la siempre temible Brasil; Argentina con Lionel Messi como punta de lanza y un polémico Maradona en el banquillo; una Alemania joven y sin complejos; la eterna Italia; los holandeses Sneijder y Robben tirando del carro oranje; y se esperaban como siempre sorpresas, decepciones, y también que un equipo africano sobrepasara la barrera histórica de Cuartos.


Primera fase.- Tropiezo inicial enmendado.


Momento en que Fernandes coloca el 0-1 para Suiza.

Pocos podían imaginar que aquella tarde en que España comenzó su andadura en el Mundial el resultado sería una derrota ante Suiza. Pero el Estadio Moses Mabhida de Durban fue testigo de una de las primeras grandes sorpresas que todo Mundial depara. España tenía el balón pero sólo traducía el dominio en ocasiones aisladas. Recién comenzada la segunda parte, una jugada rocambolesca en la que el central Piqué se jugó el tipo, acabó en el solitario gol suizo. 0-1 y jarro de aguaf ría, que serviría, de algún modo, para poner los pies en latierra.


Once ante Honduras. Arriba: Casillas, Busquets, Ramos, Piqué, Xabi Alonso y Torres; abajo: Navas, Xavi, Villa, Puyol y Capdevila

Así las cosas, se viajó a Johannesburgo para medirse a la vieja conocida Honduras. Cualquier resultado que se pareciera al antecedente de 1982 (empate en casa ante una desconocida debutante) podría resultar fatal para España. El Ellis Park Stadium, histórico escenario de la final del Mundial de Rugby de 1995, fue sin embargo testigo de la primera victoria de España, merced a dos goles de David Villa, uno en cada parte. 2-0. Aunque el juego de la selección todavía no era tan vistoso como el de la Eurocopa y el de los años anteriores.


David Villa celebra de un salto su importante gol ante Chile. Detrás, Xavi y Xabi Alonso corren hacia él.

Todo se decidiría en Pretoria, una buena selección chilena enfrente, y la sensación de que había que ganar o ganar, primero para asegurar la clasificación, segundo para evitar el choque de octavos ante Brasil, campeona del Grupo G. Tras un comienzo un poco mejor por parte chilena, mediada la primera parte, el portero chileno de la Real Sociedad, Claudio Bravo, realizó un mal despeje fuera de su área, que fue a parar a los pies de Villa, quien remató directamente. El 1-0 calmó los nerviosi niciales de los españoles, e Iniesta, antes del descanso, puso el 2-0. En la segunda parte Chile puso el 2-1 nada más comenzar, pero ya no se movió el marcador. Todos contentos al final: habría duelo ibérico en octavos por un lado, y sudamericano por otro: España-Portugal; Brasil-Chile.


Octavos de final.- Duelo ibérico.


Momento en que Villa bate al portero portugués para poner el 1-0 ante los lusos.

Por vez primera en una fase final de Mundial se enfrentaban las dos selecciones de la Península Ibérica. Portugal contaba con un buen equipo, si bien dependía más de la inspiración individual de su crack, Cristiano Ronaldo. España era más bloque. Y con el devenir de los minutos se demostraría que sería así. Sin embargo, no fue ni mucho menos un partido fácil para España. Incluso los portugueses dispusieron de alguna ocasión. La entrada de Llorente por Torres resultó vital. El del Athletic empezó avisando al meta portugués y luego fue acicate continuo de la defensa lusa. Pocos minutos después Villa puso eldefinitivo 1-0 y el pase a Cuartos.


Cuartos de final.-Barrera histórica nuevamente superada.


Otro penalty parado por Casillas en unos Cuartos de Final de una gran cita. Esta vez durante el partido y ante Cardozo.

Paraguay no parecía ser, en principio, el rival esperado para España. Todas las quinielas apuntaban que el cruce sería con Italia. Pero Eslovaquia sorprendió con su juventud y desparpajo a un veterano combinado transalpino, y eliminó en primera fase a la actual campeona. Los Paraguayos habían sido campeones de ese mismo grupo, y luego pasaron por penalties ante una buena selección japonesa. Con todo, España sufrió de lo lindo para superar los Cuartos, como sucedía dos años antes en la Eurocopa. En el minuto 58, con 0-0 en el marcador, el guatemalteco Carlos Batres no dudó en señalar pena máxima en el área española. Un país entero contuvo la respiración... si Paraguay destacaba por algo, era precisamente por su rocoso sistema defensivo (en todo el campeonato sólo había recibido un gol hasta el momento). Cardozo se dispuso a tirar, pero Casillas atajó el disparo. Tan sólo tres minutos después, Xabi Alonso no falló su lanzamiento, pero el árbitro ordenó repetir porque un jugador español estaba dentro del área. En la repetición, el meta paraguayo Justo Villar no quiso ser menos que Casillas, y detuvo el disparo. Tuvo que ser David Villa otra vez quien abriera la lata ya en el minuto 83. 1-0, resultado corto pero más que suficiente para abrir las puertas de las semifinales.


Semifinales.- Alemania tendrá que esperar...


Ante Alemania, formaron, arriba: Pedro, Busquets, Ramos, Xabi Alonso, Capdevila y Piqué; abajo: Casillas, Iniesta, Villa, Xavi y Puyol.

Por vez primera desde 1950, España estaba entre los cuatro mejores de un Mundial. Yenfrente, en el césped de Durban, estaba la selección que hasta ese instante había ofrecido el mejor fútbol del campeonato, aun con las dudas de su sorprendente derrota ante Serbia, y unos minutos ante Inglaterra en octavos en los que sólo el trío arbitral no vio lo que todo el mundo sí, un golazo de Lampard que hubiese supuesto un empate a 2 momentáneo. Pero dos pequeños lunares no podían silenciar el arrollador juego teutón, que había abandonado su viejo principio de la fuerza física para dar paso al talento joven y refinado encabezado por Mesut Özil. Los cuatro goles a Inglaterra en octavos se eclipsaron pronto con los cuatro que se endosaron a la Argentina de Messi y Maradona, una caricatura en manos de los alemanes. No obstante, a la hora de la verdad, España supo atenazar el juego alemán. Xavi se adueñó del centro del campo como solía, y la selección completó su mejor partido del campeonato. Ya en la segunda parte, Carles Puyol cabeceó con fuerza el balón decisivo. En los veinte minutos que restaban, Alemania no inquietó. Otra vez 1-0. Y por vez primera, una final de Mundial para nuestro país.


Final.- Difícil victoria final.


Para la historia. Arriba: Pedro, Busquets, Ramos, Capdevila, Piqué, Xabi Alonso; abajo: Casillas, Iniesta, Villa, Xavi y Puyol.

Un pequeño repaso a lo acontecido en el Mundial no llevaba a las mismas sensaciones que en la Eurocopa. El torneo europeo disputado dos años atrás había dejado mejor fútbol y más partidos para el recuerdo que el campeonato del mundo. A ello contribuyó sin duda el gris papel de Brasil y de Argentina, y peor aún por parte de Francia e Italia. En la cara de la moneda vimos a una selección de Ghana que casi se cuela en semifinales, una selección aguerrida, que nunca se rendía, y a la que faltó la suerte. El regreso de Uruguay a los compases finales de la competición también fue de destacar, merced a un gran Forlán. Eslovaquia y su joven apuesta que terminó por eliminar a Italia, la actual campeona, a las primeras de cambio. Estados Unidos también dejó buenas sensaciones, así como Japón.


Pero como en toda competición, al final sólo pueden quedar dos. Una, la esperada España, que tras el traspiés accidental del principio fue cada vez sintiéndose mejor en el torneo. Otra, una Holanda que distaba de ser aquel equipo de ensueño de sus dos finales de los años 70 y ya más cerca, de aquel equipo de la 1ª fase de la Euro'2008. Pero la oranje había mejorado en físico y garra.


En el césped del Soccer City de Johannesburgo se dieron cita, aquel inolvidable 11 de julio, los siguientes "onces": ESPAÑA: Casillas; Ramos, Capdevila, Piqué, Puyol; Busquets, Xabi Alonso, Xavi, Iniesta; Villa y Pedro; HOLANDA: Stekelenburg; Heitinga, Mathijsen, Van Bronckhorst, Van der Wiel; De Jong, Van Bommel, Sneijder; Robben, Van Persie y Kuyt.


Ante la permisividad de Howard Webb, Holanda no dudó en emplearse con dureza. España dominaba e intentaba llegar, pero los holandeses frustraban minuto a minuto los intentos españoles. Para el oscuro recuerdo de los mundiales quedará la patada de De Jong a Xabi Alonso, patada que debería sonrojar también al árbitro inglés que no expulsó al 'karateka' neerlandés.


En la segunda parte, Navas sustituyó a Pedro y el joven Elia reemplazó a Kuyt. Se empezaban a mover fichas, pero el decorado era el mismo. Entonces, rozando el final del encuentro, Robben tuvo en sus botas el triunfo holandés, pero apareció Casillas para, con las piernas, alejar el peligro. Fue un momento de contener la respiración mientras se miraba al televisor. Holanda parecía conformarse con llegar a los penalties, o esperar a alguna otra contra como la anterior de Robben. Pero entonces, surgió la jugada que todos tenemos en la retina. El balón llegó a Andrés Iniesta quien golpeó cerca de la portería a la zona no cubierta por Stekelenburg, a placer. Después, una celebración dedicada al malogrado Dani Jarque con la consiguiente cartulina amarilla. Resulta llamativo. Para el reglamento del fútbol se puede castigar igual un patadón como el de De Jong a Xabi que un bonito homenaje a un jugador joven fallecido.


Pero llegados a ese punto, tanto daba. Otra vez por 1-0, y esta vez de forma agónica, España obtenía una victoria más que no era un triunfo cualquiera, sino el fin de un camino que culminaba con el primer triunfo de nuestra selección en un Mundial. Un campeonato que todo el país celebraría esa noche y al día siguiente, y que se logró con total justicia.


Los 23 de España en Sudáfrica fueron: Casillas (1); Albiol (2); Piqué (3); Marchena (4); Puyol (5); Iniesta (6); Villa (7); Xavi (8); Torres (9); Cesc Fàbregas (10); Capdevila (11); Valdés (12); Mata (13); Xabi Alonso (14); Ramos (15); Busquets (16); Arbeloa (17); Pedro (18); Llorente (19); Javi Martínez (20); Silva (21); Navas (22); Reina (23). Todos disputaron algún minuto excepto los porteros suplentes y el lesionado Albiol. Seleccionador: Vicente del Bosque.

ESPAÑA (2008)

Escrito por grandes-equipos 07-03-2011 en General. Comentarios (1)

La selección española celebra sobre el césped del Ernest Happel de Viena su triunfo en la Final ante Alemania. Fue el mejor colofón a una competición brillante

Qué mejor manera de comenzar con este blog dedicado a equipos históricos que con la actual Selección Española. Un combinado que, sin duda, formará parte de la memoria colectiva de un país no sólo por sus títulos, sino por la forma en que se han logrado, a través de un fútbol exquisito, basado en la posesión del balón y su mimo constante en las botas de jugadores que saben cómo jugar en cada momento del partido.

Capítulo 1º.- EUROCOPA AUSTRIA Y SUIZA 2008


Previo

La Eurocopa de 2008 iba a ser organizada por dos países: Austria y Suiza, pero España pasó toda la competición sobre suelo austriaco. Como siempre, los días previos a la gran cita iban acompañados de los típicos comentarios, se sabía del buen equipo y los buenos nombres que iban a competir con España (Casillas, Xavi, Torres y un largo etcétera), pero los dos partidos de preparación ante Perú y Estados Unidos no habían dejado buen sabor de boca, pues ambos se habían resuelto de forma poco brillante en los últimos minutos, y ante rivales de menor entidad que los que habría que afrontar de llegar al tramo final de la Eurocopa. Por si fuera poco, parte de la prensa criticaba mucho a Luis Aragonés su decisión de dejar fuera de la lista de 23 a Raúl González, quien venía de realizar una buena temporada en el Real Madrid. A esto se añadía la eterna barrera psicológica de los cuartos, máxime cuando el cruce iba a ser dificilísimo, ya que aquien pasara del Grupo D (donde España quedó encuadrada junto a Grecia, Suecia y Rusia), le tocaría medirse a los que salieran del “grupo de la muerte”, el C, donde competirían Holanda, Italia, Francia y Rumanía.


Primera Fase: pleno de victorias.


Estadio Tivoli Neu,Innsbruck, seis de la tarde del día 10 de junio de 2008. Las selecciones de España y Rusia empiezan su andadura en la competición. El equipo español comienza a mostrar las cartas que le llevarían al triunfo final. Frente a una joven pero talentosa selección rusa (como demostraría el devenir del torneo), se logró un 4-1 bastante esperanzador, con tres goles del asturiano David Villa y otro de Cesc Fàbregas. El gol ruso lo anotó Roman Pavlyuchenko para hacer el 3-1.


Cuatro días después, tuvo lugar en el mismo escenario, el partido ante Suecia, un partido complicado para España ante una selección que siempre suele crecerse en fases finales. El tempranero gol de Torres fue respondido por Zlatan Ibrahimovic antes del descanso. Cuando todo parecía indicar que elempate sería el resultado final, de nuevo David Villa anotó un tanto providencial, asegurando una sufrida victoria para España y, con ella, el pase a Cuartos de Final.


Ello permitió que los poco habituales disfrutaran de minutos ante Grecia, la actual campeona, ya eliminada tras perder sus dos primeros encuentros. El 18 de junio, en Salzburgo, España logró ganar remontando el gol de Charisteas al borde del descanso con tantos de Rubén de la Red y Dani Güiza.


El balance tras los tres primeros partidos era de tres victorias y sus respectivos nueve puntos, con ocho goles a favor y tres en contra.



Cuartos de Final: la eterna barrera superada.


Italia y España se cruzaban en un guión que resultaba muy familiar. Los italianos, después de una primera fase con más pena que gloria, donde fueron barridos por Holanda en el primer partido, y estuvieron al borde la eliminación ante Rumanía en el segundo, pasaron con un triunfo ante una más que pobre Francia. Los españoles, llegaban tras realizar una gran primera fase. Siempre solía ser así y luego eran los azzurri quienes se llevaban el gato al agua con partidos siempre correosos y peleados milímetro a milímetro.


Y el guión pareció cumplirse. El Ernst Happel Stadion, de Viena, fue testigo de uno de los partidos más intensos de esta edición de la Eurocopa, que estaba ya siendo a estas alturas señalada por su gran calidad futbolística. Italia plantó su sistema defensivo con Buffon bajo palos, línea de cuatro para Chiellini, Grosso, Zambrotta y Panucci, delante de ellos, Aquilani y De Rossi intentaban no dejar hacer a la dupla Xavi-Iniesta. Con 0-0 en el marcador se llegó al final de los 90 minutos, y también al final de una intensa prórroga. Los penalties decidirían.


Buffon y Casillas, Casillas y Buffon. Los dos mejores porteros del mundo tenían en sus manos el destino de sus selecciones en la fase final de la Eurocopa. España no pasaba unos cuartos de final desde hacía 24 años. Casi nada. Dos países contenían la respiración pendientes del televisor. Casi 50.000 lo hacían en el propio estadio vienés. Nadie perdía de vista lo que sucedió en esos minutos.


Villa y Grosso cumplieron con sus intentos. 1-1. Santi Cazorla puso el 2-1, justo antes de que Casillas parase el lanzamiento de De Rossi. Marcos Senna hacía buenal a parada del de Móstoles colocando el 3-1. ¿Sería posible que esta vez la historia del fútbol cambiara su guión? Camoranesi lo aplazaría en cualquier caso, colocando el 3-2. Güiza tiró y Buffon paró. El jerezano se vino abajo, el nerviosismo iba en aumento. Di Natale se disponía a lanzar para colocar de nuevo el empate. Pero de nuevo Iker Casillas lanzándose hacia la derecha blocó el disparo. Si Cesc Fàbregas anotaba su gol, España obtendría el pase. Si no, Italia podría empatar forzando así la muerte súbita... No fue así. El catalán de 21 años, el más joven de los que jugó aquel partido, marcó con la templanza de todo un veterano. 4-2. Y todosl os guiones prefabricados tirados por el suelo.



Semifinales: cita con la historia.



Forman ante Rusia: Arriba: Casillas, Marchena, Sergio Ramos, Capdevila, Senna, Torres; Abajo: Silva, Iniesta, Villa, Xavi y Puyol.

Ambas selecciones, España y Rusia, tenían una cita con la historia. España, claro está, porque hacía 24 años que no se veía en semifinales de un torneo. Rusia, si acaso con más significado, social y político, porque desde la desaparición de la URSS no había destacado como acostumbraba antaño, y el subcampeonato soviético de la Eurocopa de 1988 también quedaba lejos.

Ambas venían de unos peleados Cuartos. No es justo pasar por alto que los rusos eliminaron con todo merecimiento a una Holanda que venía de arrollar en primera fase al campeón del mundo (Italia), al subcampeón (Francia) y de hacer pleno ganando claramente a Rumanía. Y ahora, a diferencia de lo que sucedió en el partido inaugural, podrían contar con su joven estrella, Andrei Arshavin.


Pero España estaba lanzada. El quitarse la losa de los Cuartos y precisamente ante Italia, y para más rizar el rizo, en una tanda de penalties, pareció ser una combinación letal que hizo que el combinado español jugase el que muchos señalan como su mejor partido de toda la competición. Con el once de gala, formado por Casillas, Ramos, Marchena, Puyol, Capdevila, Senna, Xavi, Iniesta, Silva, Villa y Torres; España no tardó en ir haciéndose con el control del partido. Sin embargo, la mala suerte se cebaría con su ariete más goleador, que de tocado pasó a lesionado y tras una media hora en el terreno de juego sería sustituido por Cesc Fàbregas.


Cosas del destino, quizá, la presencia del jugador del Arsenal en el centro del campo, junto a un Xavi colosal, dieron lugar a una segunda parte inolvidable. Los segundos cuarenta y cinco minutos de aquel partido mostraron al mundo lo mejor de esta selección española. Xavi logró el 0-1 (España jugaba de visitante y de color dorado) en el minuto 50. En el 73, Güiza ponía el 0-2 y la sentencia, por si alguna duda quedaba ya. La guinda la puso David Silva en el minuto 82. 0-3 y a la Final. Alemania esperaba, tras pasarlo francamente mal para eliminar a una Turquía mermada en la otra semifinal.



Final: un título más que merecido.


La fecha, el 29 de junio de 2008; la hora, las nueve menos cuarto de la tarde-noche; el escenario, el estadio Ernst Happel, de Viena. Arbitra Roberto Rosetti. Por España forman: Casillas, Ramos, Marchena, Puyol, Capdevila, Senna, Xavi, Iniesta, Silva, Cesc y Torres. Por Alemania forman: Lehmann, Friedrich, Metzelder, Mertesacker, Lahm, Ballack, Frings, Hitzlsperger, Schweinsteiger, Klose y Podolski.

Ha sido una competición brillante, donde ha primado el buen fútbol, los partidos con alternativas en el marcador, donde se pueden destacar, además de a las dos finalistas, a selecciones jóvenes con años de futuro por delante como Rusia o Croacia, a selecciones que han rayado por encimade su nivel haciendo del bloque y la fe su mayor virtud, claro caso de Turquía, otras que pudieron haber dado más de sí pero que también dejaron su huella de buen fútbol, como lo fue Holanda.


Pero sólo quedaban dos, y una vez más, España impuso su ley sobre el césped vienés. En el minuto 33 una galopada de Torres le hizo llegar antes que a Lahm y al portero Lehmann a un balón dividido, justo a tiempo para tocarlo y hacer que se introdujera limpiamente en la portería alemana. Una intensa segunda parte hacía adivinar más cerca el segundo gol español que el empate alemán y así, con todo merecimiento, España se proclamaba campeona de Europa 44 años después.




Estos fueron los 23 jugadores que lo hicieron posible: Casillas (1); Albiol (2); Fernando Navarro (3); Marchena (4); Puyol (5); Iniesta (6); Villa (7); Xavi (8); Torres (9); Cesc (10); Capdevila (11); Cazorla (12); Palop (13); Xabi Alonso (14); Sergio Ramos (15); Sergio García (16); Güiza (17); Arbeloa (18); Senna (19); Juanito (20); Silva (21); De la Red (22); Reina (23). Seleccionador: Luis Aragonés.